Parentalidad positiva

La parentalidad positiva exige paciencia y esfuerzo. Es una manera de entender la educación de nuestros hijos e hijas, buscando siempre el bienestar de la familia. Por esa razón, la habitación de los niños y niñas es el rincón escogido para alcanzar nuestras metas al respecto.