All posts by haciendoeco

12Nov/14

La leyenda del verdadero amigo

Dice una linda leyenda árabe que dos amigos viajaban por el desierto y en un determinado punto del viaje discutieron.

El otro, ofendido, sin nada que decir, escribió en la arena:
HOY, MI MEJOR AMIGO ME PEGÓ UNA BOFETADA EN EL ROSTRO.

Siguieron adelante y llegaron a un oasis donde resolvieron bañarse. El que había sido abofeteado y lastimado comenzó a ahogarse, siendo salvado por el amigo. Al recuperarse tomó un estilete y escribió en una piedra:

HOY, MI MEJOR AMIGO ME SALVÓ LA VIDA.

Intrigado, el amigo preguntó:

– ¿Por qué después que te lastimé, escribiste en la arena y ahora escribes en una piedra?

Sonriendo, el otro amigo respondió:

– Cuando un gran amigo nos ofende, deberemos escribir en la arena donde el viento del olvido y el perdón se encargarán de borrarlo y apagarlo; por otro lado cuando nos pase algo grandioso, deberemos grabarlo en la piedra de la memoria del corazón donde viento ninguno en todo el mundo podrá borrarlo.

Una casa será fuerte e indestructible cuando esté sostenida por estas cuatro columnas: padre valiente, madre prudente, hijo obediente, hermano complaciente.

Confucio (551 AC-478 AC) Filósofo chino.

Gobierna tu casa y sabrás cuánto cuesta la leña y el arroz; cría a tus hijos, y sabrás cuánto debes a tus padres.

Proverbio oriental

El lugar donde nacen los niños y mueren los hombres, donde la libertad y el amor florecen, no es una oficina ni un comercio ni una fábrica. Ahí veo yo la importancia de la familia.

La familia está llamada a ser templo, o sea, casa de oración: una oración sencilla, llena de esfuerzo y ternura. Una oración que se hace vida, para que toda la vida se convierta en oración.

Juan Pablo II (1920-2005) Papa de la iglesia católica.

La paz y la armonía constituyen la mayor riqueza de la familia.

Benjamin Franklin (1706-1790) Estadista y científico estadounidense

Un padre vale por cien maestros.

George Herbert (1593-1633) Poeta religioso inglés.

El hombre es esencialmente un ser social; con mayor razón, se puede decir que es un ser familiar.

Juan Pablo II (1920-2005) Papa de la iglesia católica.

Todas las familias felices se parecen unas a otras; pero cada familia infeliz tiene un motivo especial para sentirse desgraciada.

Leon Tolstoi (1828-1910) Escritor ruso.

La familia es un complemento nuestro, complemento mayor que nosotros, anterior a nosotros y que nos sobrevivirá con lo mejor de nosotros.

Alphonse de Lamartine (1790-1869) Historiador, político y poeta francés.

Tal vez en el dinero encuentres un poco de felicidad, en las amistades encuentres alegrías, en las medicinas la cura pare tu enfermedad, pero el amor solo lo encontraras en tu familia

La familia es una joya única e invaluable, no la dejes sólo por no tener brillo.

La familia es el espejo de la sociedad

Víctor Hugo (1802-1885). Escritor francés.

Vale la pena trabajar por la familia y el matrimonio, porque vale la pena trabajar por el hombre

Benedicto XVI (1927) Papa de la Iglesia Católica

Una familia feliz no es sino un paraíso anticipado

John Bowring (1792-1872). Escritor, lingüista y diplomático británico.

La familia es más sagrada que el estado

Pío XI. Ambrogio Damiano Achille Ratti (1857-1939). Papa de la Iglesia Católica.

La familia es base de la sociedad y el lugar donde las personas aprenden por vez primera los valores que les guían durante toda su vida

Juan Pablo II (1920-2005) Papa de la iglesia católica.

La familia es un núcleo sagrado

Joseph Leon Edel (1907-1997). Crítico literario y biógrafo estadounidense.

La familia está llamada a ser templo, o sea, casa de oración: una oración sencilla, llena de esfuerzo y ternura. Una oración que se hace vida, para que toda la vida se convierta en oración

Juan Pablo II (1920-2005) Papa de la iglesia católica.

Quienes hablan contra la familia no saben lo que hacen, porque no saben lo que deshacen

Gilbert Keith Chesterton (1874-1936) Escritor británico.

La familia es el espejo de la sociedad

Víctor Hugo (1802-1885). Escritor francés.

La familia es el espacio del amor y la solidaridad. También el de la violencia y el incesto. ¿Cómo preservar el sentido positivo de las familias y desactivar sus aspectos negativos?

Marta Lamas (1947). Antropóloga mexicana.

El desafío es claro: mujeres y hombres deberían invertir más equitativamente su tiempo y energías en el trabajo, la participación cívica y el cuidado humano. Precisamente ese es el meollo de la “crisis” de la familia: que los seres humanos laboran, participan políticamente y cuidan a sus dependientes de manera desigual

Marta Lamas (1947). Antropóloga mexicana.

Vale la pena trabajar por la familia y el matrimonio, porque vale la pena trabajar por el hombre

Benedicto XVI (1927) Papa de la Iglesia Católica

No basta con señalar las carencias o los errores de las familias actuales, es necesario ser honestos para reconocer que el modelo de familia predominante en el pasado propició el retraso de la igualdad entre mujeres y hombres, la libertad de expresión y elevó los índices de natalidad

Abel Pérez Rojas (1970). Educador mexicano.

Contigo me la juego

Contigo me la juego, del disco Sol.Fe.Ando, de Álvaro Fraile.

No hemos encontrado mejor inicio para este “nuestro proyecto” que empezar con esta canción. Como nos dice en ella “Dejo de ser mio, dejo de ser tuyo y ahora es Nuestro”.
Es lo que pretendedemos con está página, que dé “sabor y vida a nuestra casa” y que sea el principio de un proyecto común juntos que ahora empezais.

Esperemos disfruteis de esta canción y de este nuestro proyecto que ya ha dejado de ser mío y tuyo.

05Nov/14

Noticia sobre parentalidad

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Curabitur euismod neque dolor, ut posuere tortor malesuada rutrum. Morbi posuere tempor accumsan. Vestibulum quis nunc augue. Nullam non dui sed tellus semper auctor. Aliquam dolor ante, aliquam vitae libero nec, volutpat luctus lorem. Aenean pharetra purus magna, volutpat ultricies orci elementum et. Fusce dictum urna ut felis mattis facilisis. In vel gravida ipsum. Vestibulum ac odio est. Nulla non varius urna. Suspendisse et posuere mi. Maecenas id iaculis risus. Nulla ultricies ultricies dui tempus lacinia. Pellentesque purus enim, sagittis vel neque id, aliquet mattis nulla.

Sed dolor odio, lobortis finibus laoreet pellentesque, maximus et dolor. Aenean a mauris purus. Praesent sodales auctor enim. Vestibulum suscipit quam vitae interdum malesuada. Vestibulum ac suscipit arcu. Sed posuere leo ac turpis lacinia venenatis. Cras a fringilla ipsum. Sed eget consequat felis, quis egestas metus. Nullam ut suscipit turpis, imperdiet egestas dui. Fusce at mattis leo. Sed neque mauris, ultrices vitae consectetur eu, semper id neque. In luctus est vitae ornare dictum. Donec rutrum consectetur enim quis malesuada. Phasellus maximus augue sit amet imperdiet placerat.

Pellentesque sit amet porta neque. Donec dapibus velit eu nisi consectetur tincidunt. Etiam eu turpis odio. Nullam nec laoreet leo. Sed consectetur felis ut est tempus, vitae feugiat nulla faucibus. Suspendisse potenti. Nam blandit, libero iaculis lacinia blandit, enim sapien eleifend lectus, sit amet congue eros sapien id enim. Donec nulla augue, hendrerit a nisi quis, ullamcorper fermentum nisi. Phasellus rutrum hendrerit nunc, sed accumsan odio vulputate et.

05Nov/14

Cómo te quiere Dios

Te amo con tal hondura, con tal verdad,
con tal entrega y fidelidad
que quiero que veas siempre en mi amor matrimonial
el signo más claro, la señal más visible,
el “sacramento” mejor de cómo te quiere Dios.

Cuando sientas cómo te quiero,
cómo te perdono,
cómo te cuido,
podrás sentir de alguna manera,
cómo te quiere Dios.

05Nov/14

La casa, un hogar

Nuestra casa es un punto de referencia,
un asidero, un centro de gravedad,
un eje que impide nuestra disolución.
Es refugio frente al mundo y mediación hacia el mundo;
lugar de arraigo y punto de partida;
escuela de amor universal. Un hogar.

Una casa a la medida del hombre,
a la medida del amor humano.
El amor sostiene una casa y la casa sostiene el amor.
Un espacio repleto de de señas de identidad.
Configurada a nuestro estilo,
a nuestra imagen y semejanza,
imprimiendo un sello a los objetos,
una creación personal. Un hogar.

Una casa acogedora, hospitalaria, compartida;
ni abierta de par en par, ni cerrada a cal y canto.
“A quien llega, Dios le traiga;
a quien marcha, con Dios vaya”. Un hogar.

Para hacer de la casa un hogar,
éste debe tener:
los hondos cimientos de la lealtad,
la alcoba de la intimidad asidua,
el refectorio de los obsequios recíprocos,
el zaguán de las bienvenidas y las despedidas,
la solana de los días apacibles,
el resguardo de los días de tormenta,
la galería de los diálogos afectuosos,
la sala de las muestras de respeto,
el granero de la memoria del amor,
el pasadizo de la reconciliación,
la despensa de la paciencia… Un hogar.

12Ene/14

Eres feliz…?

En cierta ocasión, durante una elegante recepción de bienvenida al nuevo Director de Marketing de una importante compañía londinense, algunas de las esposas de los otros directores, que querían conocer a la esposa del festejado, le preguntaron con cierto morbo:

– Te hace feliz tu esposo, verdaderamente te hace feliz?

El esposo, quien estaba en ese momento no estaba su lado, pero sí lo suficientemente cerca para escuchar la pregunta, prestó atención a la conversación se incorporó ligeramente su postura, en señal de seguridad, y hasta hinchó un poco el pecho, orgullosamente, pues sabía que su esposa diría que sí, ya que ella jamás se había quejado durante su matrimonio.

Sin embargo, para sorpresa suya y de los demás, la esposa respondió con un rotundo

– No, no me hace feliz.

En la sala se hizo un incómodo silencio como si todos los presentes hubieran escuchado la respuesta de la mujer.

El marido estaba petrificado.

No podía dar crédito a lo que su esposa decía, y menos en un momento tan importante para él.

Ante el asombro del marido y de todos, ella simplemente se acomodó enigmáticamente sobre su cabeza su elegante chalina de seda negra y continuó:

– No, él no me hace feliz… Yo soy feliz….! El hecho de que yo sea feliz o no, no depende de él, sino de mí.
Yo soy la única persona de quien depende mi felicidad.
Yo determino ser feliz en cada situación y en cada momento de mi vida, pues si mi felicidad dependiera de otra persona, de otra cosa o circunstancia sobre la faz de la tierra, estaría en serios problemas.
Todo lo que existe en esta vida cambia continuamente: el ser humano, las riquezas, mi cuerpo, el clima, los placeres, etc. Y así podrían decir una lista interminable.
A través de toda mi vida, he aprendido algo: Yo decido ser feliz y lo demás son “experiencias o circunstancias”, lo amo y el me ama, muy a pesar de sus circunstancias y de las mías.
Él cambia, yo cambio, el entorno cambia, todo cambia; habiendo amor y perdón verdadero, y observando esos cambios, (los cuales tal vez puedan ser fuertes o no, pero existen), hay que enfrentarlos con el amor que hay en cada uno de nosotros, si los dos nos amamos y nos perdonamos; los cambios serán sólo “experiencias o circunstancias” que nos enriquece y que nos darán fortaleza, de lo contrario, solo habremos sido parejas de “paso”.
Para algunos divorciarse es la única solución; (… en realidad es la más fácil…)
El amar verdaderamente, es difícil, es dar amor y perdonar incondicionalmente, vivir, tomar las “experiencias o circunstancias” como son, enfrentarlas juntos y ser feliz por convencimiento.

Hay gente que dice:

– No puedo ser feliz porque estoy enfermo, porque no tengo dinero, porque hace mucho calor, porque me insultaron, porque alguien ha dejado de amarme, porque alguien no me valoró!

Pero lo que no sabes es que puedes ser feliz aunque estés enfermo, aunque haga calor, tengas o no dinero, aunque alguien te haya insultado, o alguien no te amó o no te haya valorado.
Ser feliz es una actitud ante la vida y cada uno decide…!

Ser feliz… depende de ti!