Nadie me ha mirado así, sin fijarse en mi miseria

Nadie me ha mirado así, nadie jamás, nadie jamás.

Nadie me ha buscado así, nadie dio por mí su vida

Nadie me ha buscado así, nadie jamás, nadie jamás.

Oh, mi Dios, Tú has borrado mi pecado

Y de mi debilidad Tú te has enamorado

Oh, nadie me ha mirado así. (bis)

Autor: Carlos Dorado

Intérprete: Fraternidad Seglar en el Corazón de Cristo

CD: Confío en Ti