¡Que tu amor, Señor, nos  acompañe, tal como esperamos de ti!