En tu nombre hemos unido nuestros corazones.
Queremos que presidas nuestro amor;
que defiendas, conserves y aumentes nuestra ilusión.

Quita de nuestro camino cualquier obstáculo
que haga nacer la sombra o las dudas entre los dos.

Apártanos del egoísmo que paraliza el verdadero amor.
Conserva la salud de nuestros cuerpos.
Resuelve nuestras necesidades materiales.

Y haz que el sueño de un hogar nuevo y de
unos hijos nacidos de nuestro amor,
sean realidad y camino que nos lleve rectamente
a tu corazón.