Te pedimos Señor
que quites todo egoísmo
de nuestro amor.

Que nuestro cariño
sea puente que une.

Que sea un impulso
para participar más,
para ayudar más,
para buscar juntos
los caminos de la verdad.

Que juntos amemos
más al prójimo.

Que juntos seamos más humildes,
más libres, más fuertes.

Y apoyados en ti,
podamos desafiarlo todo
por seguirte.

Amén.