Cariño tu sabes que fuiste y seguirás siendo mi complemento, mi todo aunque digas lo contrario.  De manera precipitada tomamos una decisión malintencionada para nuestras vidas… Pero de lo que puedo estar seguro es que mi HOGAR tu HOGAR estará acogiéndote cuando sientas que tu marea haya bajado. Me haces mucha mucha falta, el frio de nuestro lecho, y lo espaciosa de una casa solo para un alma abatida como la mía, me hace gritar a los cielos SEÑOR DIOS si me escuchas ayúdame…. (Una carta real tras escuchar esta canción)

Presuntos implicados 2005, Album «Postales»